Escuela exportadora

La importancia del factor educativo en el comercio exterior.

 

 

Los centros especializados en negocios internacionales de nuestro país cargan sobre los hombros un enorme desafío: ofrecer una oferta académica que se encuentre alineada a las necesidades del mercado.

La pregunta es ¿la lista de centros especializados en exportaciones, así como las materias de estudio que se ofrecen, están a la altura de lo que exige hoy el comercio internacional?

Hace menos de una década no existían carreras especializadas en negocios internacionales y afines. Hoy las universidades ofrecen carreras de 5 años de duración, mientras que otros centros ofrecen múltiples alternativas más cortas. Hay programas de entre 3 y 4 meses; y diplomados de 120 horas de estudio en promedio. Las maestrías, en tanto, pueden durar entre un año y medio y dos.

Nueve de cada diez empresas exportadoras dejan de hacerlo al cabo de 10 años ¿Tiene que ver el factor educativo en esta problemática? Juan Carlos Mathews, director general de la Escuela de Postgrado de USIL, señala que una de las principales razones del fracaso de empresas exportadoras es la falta de capacidad de gerencia. “Este problema debería ser revertido mediante la enseñanza de la parte operativa de la rama e incentivar el desarrollo de una vision estratégica de negocios”.

Mathews resalta que el Perú está en un proceso de afianzamiento de la exportación de productos no tradicionales mientras poco a poco se deja de depender de los productos primarios. “La apertura de un diplomado especializado en gestión de agronegocios ayudaría a optimizar el nivel académico en el país”, resalta. En los últimos años, resalta Mathews, este sector ha experimentado una evolución acelerada, con especial énfasis en la comercializacion de productos frescos.

Bajo esa perspectiva, el abanico de oportunidades desarrollar propuestas ingeniosas para mallas curriculares es bastante abierto. Mathews propone la división en temas sectoriales o subtemas, como especializaciones en logística, servicios o turismo, que también cuentan con un potencial.

 

A tomar en cuenta

¿Cómo se debe programar el presupuesto para estudiar comercio exterior en medio de ese mar de diplomados, talleres, cursos presenciales y online? Mathews sugiera a los estudiantes de negocios internacionales tomar en cuenta, sobre todo, el perfil de los profesores, pues un docente netamente académico no necesariamente aporta la experiencia de campo de un profesor que gerencia o haya gerenciado un negocio exportador.

En conclusión, Mathews sostiene que los aspectos más importantes a tomar en cuenta al momento de elegir una institución académica son a) plana docente con experiencia en el sector, b) con soporte buen académico y c) que sean buenos comunicadores. “En el caso de USIL, contamos con un componente teórico que fundamental, pero también enfatizamos la práctica y el manejo de herramientas de gestión.

INTELIGENCIA DE MERCADO EE.UU.

PACHAMAMA