Radiografía del boom agroexportador

Mirada a un sector que podría convertirse en toda una revolución social.

 

 

El economista Octavio Chirinos Valdivia, director de la Maestría en Administración de Agronegocios de ESAN, analiza el boom de la agroexportación peruana, sector que en los últimos quince años ha multiplicado por diez sus envíos. El 2016 las agroexportaciones llegaron a 142 países generando ingresos por casi US$ 6 mil millones.

En esta entrevista Chirinos analiza el sector desde diversos ángulos: las tendencias, los productos, los problemas y los temas pendientes. Su experiencia como director de Proyectos del BID y del Banco Mundial, y como jefe de gabinete de la alta dirección del Ministerio de Agricultura y asesor del Ministerio de Economía y Finanzas, le hacen ver un panorama positivo, pero cargado de retos. No es para menos: el año 2009 la agroexportación desplazó al sector textil como la segunda actividad exportadora más importante del país, después de la minería y por encima de la pesca. Estamos en tiempos donde los productos estrella, como las uvas, arándanos, fresas, café y palta, se consolidan; mientras que otros surgen con una fuerza inapelable, como los SuperFoods Perú, marca que engloba a productos como la quinua, maca o kiwicha.

 

Somos uno de los 10 principales proveedores de alimentos del mundo. El año pasado exportamos por casi US$ 6 mil millones. ¿Estamos frente a un boom de la economía?

Estamos frente a una realidad. Hace unos años pensábamos que proteger al sector agrario, impidiendo que ingresen productos del exterior, era lo mejor. Teníamos el complejo de ser ineficientes, pensábamos que el agro necesitaba ayuda, protección. Sin embargo, tras bajar esas protecciones no sufrimos la invasión de productos extranjeros. Al contrario, nos convertirnos en grandes exportadores. En suma, no es un boom pasajero. Estamos encontrando nuestra vocación natural. Somos un país megadiverso y tenemos capacidad de producir una gran cantidad de alimentos que el mundo requiere.

 

¿Qué factores nos han favorecido?

El hemisferio norte, donde viven personas de gran capacidad adquisitiva, se ha acostumbrado a consumir productos agrícolas durante todo el año, no solo en estación. Ya no existe ese concepto. Los países, como no terminan de abastecerse con su propia producción, salen a buscar la “contra estación”. Por nuestras características climáticas y de productos somos un país indicado suplir esa carencia y abastecerlos. La experiencia de los tratados de libre comercio así lo demuestra.

 

¿La agroexportación puede ser un sector tan fuerte como la minería?

En tasas de crecimiento van por ahí. Pero la minería es una actividad muy concentrada en cuanto a inversiones. Las Bambas, por ejemplo, significan US$ 5 mil millones. Aunque somos un país capaz de producir muchos minerales (cobre, hierro, plomo, zinc, molibdeno), depende de precios que tienden a tener vaivenes. La diferencia con los productos agrícolas es que los precios se mantienen o crecen, no bajan. Eso nos dice que debemos poner más atención en el desarrollo del sector. El mundo consume todo el año.


Todo indica que las empresas están yendo de los envasados a los productos frescos, con mejores resultados…

Hace más de 30 años en Chile se estudió el consumo del hemisferio norte, donde están los países con gran ingreso per capita. Ellos, en vista de que han conseguido una buena calidad de vida, necesitan prolongarla para seguir disfrutando de sus beneficios. De ahí viene el concepto del producto natural, orgánico, fresco, pues es más saludable que el procesado. Nosotros, como productores, seguimos esa línea. Es la nueva tendencia del consumo. Además, por razones como la incorporación de más fuerza femenina al campo laboral, ellas buscan productos de fácil preparación. Es decir, un producto ya casi listo para cocinar, frutas ya cortadas y separadas. Ahí viene el reto del sector agroindustrial.

 

 

¿Cuánto futuro hay en esta tendencia?

Por ahí va el mundo. Alimentos preparados, pero sanos. El alto valor agregado no significa necesariamente mucha transformación industrial. El valor agregado proviene del alto precio en el mercado. Cuando la ganancia es del 500% significa que tiene buen valor agregado. En algunos países se puede vender 5 kilos de uvas por 25 dólares. Ahora bien, si procesamos esos kilos, obtendremos 3 kilos de mermelada que no se podrá vender a 25 dólares. La fruta fresca tiene más valor agregado.

 

El actual gobierno se ha planteado duplicar las agroexportaciones para el 2021. ¿Tiene un plan concreto? ¿Lo considera factible y alcanzable?

No lo veo muy factible. Es fácil decir que vamos a duplicarlas. Pasar de mil millones de dólares a seis mil millones ha tomado quince años. Hay factores desfavorables. Aquí suele suceder que, cuando las cosas van bien, queremos cambiarlas. Por ejemplo, se ha hablado de revisar el régimen laboral del sector agrario. Hemos logrado pasar de 10 mil trabajadores formales a 600 mil gracias ese régimen y estamos pensando cambiarla. Esta realidad es, más bien, el fruto positivo de esa norma.

 

¿Qué otro tipo de obstáculo cree que impiden el despegue del sector?

Durante el gobierno anterior quisieron limitar la propiedad agraria, lo que se traduce como limitar el proceso de crecimiento a una empresa. Felizmente no prosperó. Otro tema es la tierra en sí. Si vemos de dónde provienen esos US$ 6 mil millones veremos que salen de 300 mil hectáreas de tierras, de las cuales 200 mil son desiertos. Exportamos usando la peor tierra. Imaginemos cómo sería si usáramos las tierras de los valles viejos, tan fértiles. Los hijos de la Reforma Agraria no ponen sus tierras en el mercado. Esas tierras no bajan de US$ 30 mil dólares por hectárea. Si vendieran sus tierras podrían emprender un negocio, salir de la pobreza, pues sus tierras, tal como las explotan, no les rinde, no les da para vivir. Hay quienes están dispuestos a pagar por ellas. La uva genera, por ejemplo, US$ 60 mil dólares por hectárea. Es decir, la tierra no está en manos más productivas.

 

Sin embargo, la Ley de promoción agraria se ha ampliado hasta el 2021…

Es nuestro gran marco legal. Si se comienza a dudar de esa ley entonces estamos en un problema. No hay que quitarla. De otro lado, pongamos atención sobre el agua. Las partes bajas tienen que pagar canon de agua a las partes altas. En Ica y Huancavelica, por ejemplo, han llegado a acuerdos. Para que no haya líos en Arequipa por el proyecto Majes debe suceder igual. Los arequipeños no quieren pagar canon a Cusco. Hay que llegar a un acuerdo.

 

Expoencuesta

El nuevo Gobierno peruano debería priorizar la modernización de la red ferroviaria rural tanto de carga como de pasajeros?

PERU EN EL MUNDO

PERU MODA

ENLACES DE INTERÉS

Asociación de Exportadores
www.adexperu.org.pe


Asociación de Hoteles Restaurantes y Afines
www.ahora-peru.com


Asociación de Transporte y Logística
www.apacit.com.pe


Asociación Peruana de Agencias de Viajes y Turismo

www.apavitperu.org


Asociación Peruana de Agentes Maritimos

www.apam-peru.com


Asociación Peruana de Operadores Portuarios
www.asppor.org.pe


Asociación Peruana de Operadores Turísticos
www.apoturperu.org


Cámara de Comercio Americana del Perú

www.amcham.org.pe


Cámara de Comercio de Lima
www.camaralima.org.pe


Cámara de Comercio Peruano China
www.capechi.org.pe


Comex-Perú
www.comexperu.org.pe


Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo

www.promperu.gob.pe


Ministerio de Agricultura y Riego
www.minagri.gob.pe


Ministerio de Comercio Exterior y Turismo
www.mincetur.gob.pe


Ministerio de Energía y Minas
www.minem.gob.pe


Ministerio de Relaciones Exteriores

www.rree.gob.pe


Sociedad Nacional de Industrias
www.sni.org.pe


Sociedad Nacional de Minería Petroleo y Energía
www.snmpe.org.pe


Sociedad Nacional de Pesquería
www.snp.org.pe