Tarea pendiente

Del Solar, por una economía abierta, vibrante y creativa.

 

 

En opinión de Fernando de Trazegnies, uno de los principales retos para el país para sentar las bases rumbo al Bicentenario de la independencia es la reducción de las diferencias sociales, tarea que, según subrayó, debe ser asumida no solo por el Estado sino también por las empresas. En la CADE Ejecutivos 2017, De Trazegnies aseveró que este tema debe ser prioritario en las bases para llegar a un acuerdo con miras al bicentenario. “En el Perú, lamentablemente, las clases sociales se encuentran todavía muy marcadas”, enfatizó. El historiador destacó que el país se haya encaminado por la senda de la economía y la democracia liberal. En ese aspecto, al hablar de la reducción de las diferencias sociales subrayó que esta tarea no apunta hacia un “país igualitario”, que fue lo se buscó en décadas pasadas. “Se debe implantar permanentes relaciones entre todos los aspectos que califican un Estado”, explicó.

Por su parte el ministro de Cultura, Salvador del Solar, centró su intervención en los temas de igualdad y el fortalecimiento de lo público, para alcanzar las distintas metas hacia el 2021. “La visión que podemos proponer es un país que tenga una economía abierta, vibrante, innovadora, creativa, con un crecimiento sostenido y sostenible. Un país con un espacio público para la diversidad, la inclusión, para las oportunidades mejor repartidas”, expresó. “Si no mejoramos lo público, tampoco se va a conseguir que se den los pasos para lograr mejoras”, agregó, al referirse a las debilidades en las distintas instituciones políticas, incluidos los partidos políticos.Frente a un auditorio colmado por empresarios, el ministro mencionó como una tarea pendiente el “tratar de conseguir una mirada que trascienda la mirada de lo privado y del mercado”.

 

 

Publicado: Jueves, 30 de noviembre del 2017